lunes, 28 de junio de 2010

Y puedo decir que he bailado...

...y he sentido lo que bailaba.



Aunque aún no me lo crea.



No sólo escuchaba la música,


y repetía los pasos que encajaban


formando una preciosa coreografía


sino que cada nota musical se metía en mí


y me hacía volar,


sentir,


bailar...




Puedo decir que respiré muy hondo en la primera frase musical,


en la que estaba de espaldas al público,


y recordé que no había nadie mirando,


aunque estaba ahí delante de 400 personas,


en un teatro de verdad,


en un escenario donde he visto


otras funciones de baile o teatro


y donde jamás pensé bailar...




Pero bailé como nunca he bailado


porque por vez primera me olvidé de mi cuerpo


y dejé salir mi alma...


que baila.




Porque me gusta bailar, me encanta,


y me siento libre...




Y aunque no tengo técnica


tengo un alma que respira muy fuerte cuando baila,


y un cuerpo que reacciona en positivo cuando escucha una canción...



Y baile por tí, que confiastes en mí

( tras un buen tirón de orejas, ¡por rebelde!)

y porque quiero que estés orgullosa de mí.

Porque siempre dices que quieres actos en lugar de palabras

y qué mejor acto para demostrarte

lo que te quiero

y lo que me has transmitido y enseñado

que Bailar y Sentir con mayúsculas...

Gracias por confiar en mí....Gracias.


Y Bailé por mí misma.

Por haber llegado hasta aquí.

Por ser valiente

y atreverme a bailar,

con mis limitaciones y olvidándome de ellas...

por unos instantes.

Estoy orgullosa por dejarme sentir...
.
y por haber podido plasmar mis dos años de Danza

en siete maravillosos minutos.



P.D.: Muchas gracias a las chicas del Grupo de Ponferrada que me hicieron sentir como si fuera una más de su grupo.

Muchas gracias a quienes vinieron a verme bailar: Jairo, Maryan, Isa y Celeste. Fue fantástico que estuviérais de público y lo vieráis en directo, porque así, cuando piense que todo fue un sueño, podréis darme un pellizco y recordarme que fue real.

Muchas gracias a mi fotógrafa. No me creo que esa de las fotos soy yo. Ufffff, las miro y no me lo creo... ¡Son preciosas! Gracias por tu esfuerzo.

Muchas gracias a Dolores, la organizadora del Festival, que tuvo el detalle de cogerme de la mano en los aplausos finales, y me puso en el centro del escenario y me regaló una orquídea de su ramo. Menudo detallazo: grabado a fuego en mi corazón. Detalle de Gran Dama de la escena.

Y, siempre, siempre , siempre, mil gracias a mi Maestra. Todo es real y posible por ella y gracias a ella. Nunca olvidaré que el día que estrené su velo rojo aproveché el momento y viví, respiré, interioricé y ofrecí mi Danza...

jueves, 24 de junio de 2010

¿Existe maquillaje de pies?

Ayer me dió un ataque de pánico y estuve todo, TODO, todo el día histérica y "desficacià".
Hoy estoy mejor y tengo muchas ganitas de que sean las ocho de la tarde para ensayar.
Lo único que me preocupa hoy es mi pie izquierdo que mientras llevo la tobillera la tendiditis apenas se nota pero cuando aparece el pie tengo un moratón enorme, jijiij, no sé si se aprecia en la foto... así que me estoy planteando si mañana darle un brochazo de maquillaje :P


Voy a estar quietecita todo el día y mañana también... ¡Lo prometo!

sábado, 19 de junio de 2010

¡¡¡¡Puturrufus!!!!!!

Hoy estoy completamente agotada...

Ayer llegué a casa a la una del última ensayo en Ponferrada, y llegué porque mi coche ya sabe ir sólo porque lo recuerdo todo como en una nube...

El ensayo fue muy cañero, de encajar todo y las dos primeras veces se me fue la olla y me equivoqué en el mismo sitio. ¡¡Mierda!! Odio que no me salga bien... Uffffff!!! Las siguientes veces ya fueron sin mirarnos en el espejo y como se me olvida mi cuerpo, y como recordé una buena frase de mi Musa, ya empecé a tranquilizarme y a bailar...

Tengo que centrarme en mis pies, sigo pisando demasiado de talón, :$ ( putos pies), repasar mis bajadas al suelo en equilibrio y haciendo ochos, colocar las velas encendidas en mis brazos y que no me tiemblen, adorar a las velas no rollo bruja sino como una bailarina... :$:$:$
...y enlazar todos los pasos y no ser una autómata sino una bailarina que nada en el mar, meciéndose con las olas.... dejarme llevar, dejarme llevar....

Ya sólo queda el ensayo general en el teatro el jueves que viene y el viernes la actuación.

Me duelen tanto las piernas que es un lujo tener un trabajo en el que puedo estar sentada
y levantarme cuando entre alguien...


Los brazos me pesan como si hubiera estado haciendo muchas pesas y mi estómago ayer se rebeló y se puso algo extraño porque no quería nada en su interior...

Nervios.

Los prefiero ahora que el viernes que viene.

Ya me considero como parte de este final de Curso y quiero que salga muy bien. Me estoy esforzando muchísimo...porque vale la pena.


Me falta acabar un poquito del sujetador y sólo tengo tres puturrufus hechos para decorar a Morganita pero porque no tengo tiempo de sentarme a hacerlos...

¡¡¡El domingo será el día del puturruufu!!!




Hoy estoy completamente agotada.....¡¡¡y tan feliz y emocionada!!!

domingo, 13 de junio de 2010

Y sucedió...

...que bailamos.
Y respiré muy profundo
y compartí mi baile,
mi ser, mi esencia y mi espíritu.

Fue precioso hacer el saludo tribal
antes de nuestra actuación,
maravilloso salir ya embrujada a bailar
y querer compartirlo con quien te mira.

Y el final te lo ofrecí a tí...por venir a verme,
y a ti que pensabas en mí en ese momento.

video

martes, 8 de junio de 2010

Sentirse viva...


...mientras bailas.
Sentirse.
De eso fue ayer nuestra clase de baile y salí enamorada.

Me da penita que ahora que estoy subiendo escalones con tanta calma, y disfrutando tanto del paisaje, ya casi se vayan a terminar las clases, qué penita... así que intento disfrutarlas al máximo...

Ayer nos dijeron que nos olvidáramos de la técnica, que no importaba y que no había colocarse de forma perfecta delante del espejo, sino cerrar los ojos y tocar con las yemas de nuestros dedos nuestro propio rostro, sentir nuestra nariz, nuestros pómulos...

Había que sentirse, reconocerse a una misma y darse amorcito, al ritmo tranquilo de una música árabe preciosa, que impregnaba la sala donde bailábamos...

Fue una clase tan preciosa y mágica que salimos todas felices y encantadas... La energía que ayer reinaba no era de subidón sino de paz interior y relajación. Al final, oí decir a una de las chicas "...es la mejor clase en la que nunca he estado..." y no pude más que sentirme muy orgullosa de mi Maestra, y dí las gracias a las coordenadas del tiempo y el espacio porque ella es la que me enseña, la que me hace sentir, y con quién tengo el lujo de bailar y aprender...

martes, 1 de junio de 2010

IV


...Porque tú no bailas, sino te ofrendas,
te has revelado a los dioses,
al templo y a la gente juntos.
En tu danza revolución y volcán.
En ella llevas amor y seguridad,
bondad y paz
a todo el mundo.
Shokry Mohamed